Una forma de cambiar tu look fácilmente!

Una forma de cambiar tu look fácilmente!

El maquillaje depende mucho de tu imaginación y tú imagen puede dar un giro dramático si aprendes a jugar con él.

Las reglas están ahí para ayudarnos a no salir como un payaso, sin embargo, nada te da más criterio que ver las cosas en ti y por ti mismo, así vayan en contraposición a las reglas básicas, mirar cómo te queda ese labial o intentar aquel look que te intimidaba se pueden volver experiencias reveladoras sobre cómo nos gusta vernos y sentirnos, a mí personalmente me parece que cualquier look se ve muy bien en cualquier persona desde que esta se sienta cómoda y le ponga toda la actitud. 

Así mirando y ensayando es que te das cuenta de si determinado look o producto sí es para ti o no, si te sientes cómoda y fabulosa es porque es el indicado y es algo que puedes agregar al libro de looks aprobados, sí por el contrario te hace sentir insegura o te ves como llevando un disfraz es mejor pasar, todo es cuestión de cómo te sientes.

En las fotos de la galería podemos apreciar como un cambio tan sutil como el color de labios le puede dar un giro dramático a tu look, y da un rango de looks para diferentes ocasiones con solo cambiar tu labial.Puse como ejemplo algo para casi todos los gustos, para las que le gustan los colores subidos de tono un vino tinto, para las más tranquilas un nude, para las amantes de los looks vampirescos un morado y para los amantes de lo diferente un dorado, y la verdad, siento que es un truco muy útil sobre todo para las personas que necesitan versatilidad durante el día. 

Domina un look de ojos que se adecue a tus necesidades y habilidades y le cambias la impresión dependiendo de la ocasión, por ejemplo el labial nude para el día, el vino tinto para esa reunión que necesitas causar impacto, el dorado para la hora loca después del trabajo (o una noche de fiesta con tus amigos) y el morado para este toque de fatalismo y sensualidad al finalizar la noche.

Dependiendo del color también podemos darle otro twist al labial y es que puedes usarlos como rubores en crema o inclusive una base de color a nuestros párpados (asegúrate de sellarlos con polvo para evitar que se vayan a cuartear), por ejemplo en este caso usé un labial vino tinto de acabado brillante como mi rubor en crema, y la verdad lo amé, es un color que se vería más sutil en una piel más morena pero en mí se ve más intenso y es un look que me gusta. 

Con este tipo de técnica hay que tener un poco de cuidado de no aplicar demasiado en especial si es un color fuerte pues puede dar dificultades para difuminar y puede enfatizar los poros, en mi opinión la mejor manera de aplicarlos es calentar el producto sobre el reverso de la mano y luego con una esponja húmeda o una brocha de cerdas ligeras recoger el producto de la mano y, aplicar y difuminar en las mejillas y pómulos, es mejor aplicarlo por capas eso te da control en la intensidad en la aplicación y permite que el difuminado se vea parejo.

La invitación es entonces a que saques esos labiales que tanto te gustan pero que te intimidan y con toda la actitud pruébalos con diferentes looks hasta que des con el que más te guste, además de darle propósito y uso diferentes a aquellos que ni sabías que hacer.

 

¡Bueno ahora te toca a ti, déjame tus dudas y comentarios y hablemos de maquillaje!

¡Con Amor!

Sara

La Loca del Maquillaje

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *